LAS CLAVES DE UN BUEN POSICIONAMIENTO SEO

By 9 octubre, 2019 octubre 15th, 2019 marketing

Por muy duro que pueda parecer, si tu empresa no está dentro del mundo de Internet, no existe. Y si tu página web no tiene un buen posicionamiento dentro de los buscadores de la red, estás prácticamente fuera del mercado. 

En cierta manera, una tienda física tendrá un determinado volumen de ventas y una facturación que dependerá del interés que pueda generar, la calidad de los productos, un precio atractivo frente a la competencia, pero también habrá que tener en cuenta su localización. Este factor también influirá en la buena marcha del negocio. Pues algo parecido sucede con las páginas web. El contenido de una web puede tener un gran potencial, pero si no tiene herramientas o recursos que le permitan estar en los primeros puestos de los buscadores de Internet ese posible atractivo o interés acabará por diluirse hasta desaparecer. 

 

Significado de SEO

Una de las primeras dudas para cualquier persona que no esté debidamente familiarizada con los contenidos y recursos web es el significado del término SEO y su importancia. SEO son las siglas de “Search Engine Optimization”, cuya traducción significa Optimización para motores de búsqueda. Pero su importancia radica en que es el proceso de mejorar la visibilidad de un sitio web en cualquiera de los motores de búsqueda (Google, Yahoo o Bing) con el objetivo de figurar en las primeras posiciones de cualquier buscador y ampliar el tráfico de visitas

Y una de las premisas que se deben establecer es que se trata de una comunicación bidireccional entre el usuario y cualquier motor de búsqueda. Como Google es el más utilizado, se deben evitar dos errores muy frecuentes para el contenido SEO:

  • Centrarse en escribir para Google.
  • Centrarse en escribir para el usuario.

Con el primer error se trata de evitar el contenido duplicado, que Google reconocerá y nos penalizará sin un buen posicionamiento en la web mediante el algoritmo Google Panda. Con el segundo error, se impide la generación de contenido vacío para Google, que no reconocerá la palabra clave que permite lograr un buen posicionamiento. Para un buen posicionamiento SEO se debe seguir la máxima de Aristóteles: evitar estos errores está en el “justo término medio”.

 

 

Primer paso: selección de las palabras adecuadas

Y ahora que hemos definido qué es el contenido SEO, vamos a conocer las acciones SEO de primer nivel, que permitirán que nuestra página web no acabe en los sótanos de Internet y vaya escalando posiciones hasta copar mayores y mejores cuotas de mercado dentro de los motores de búsqueda. En primer lugar, hay que establecer una premisa: como las reglas no son las mismas, uno debe olvidarse del lenguaje literario o periodístico y utilizar las palabras adecuadas para un buen posicionamiento en Internet

Por tanto, el paso inicial de una acción SEO será la elección de las palabras más convenientes, que se debe realizar tras estudiar y analizar los siguientes puntos:

  • Definición de objetivos.
  • Concretar al público.
  • Delimitar el mercado.
  • Analizar a la competencia.

En cierta manera, es una especie de traslación del análisis DAFO que hacen las empresas, una estrategia que les permite actuar a corto, medio y largo plazo mediante el análisis de Debilidades + Amenazas + Fortalezas + Oportunidades. De ahí las siglas DAFO. Pero trasladado al posicionamiento de una web en Internet resulta fundamental ponerse también en el papel del usuario y establecer cuál es su interés, qué es lo que busca y cómo lo haría. Si sabemos dar esta respuesta y la sumamos a una óptima elección de las palabras adecuadas habremos conseguido no sólo superar el primer paso de una acción SEO, sino hacerlo de forma sólida.

 

Enlaces internos como estrategia SEO

Otra forma efectiva para alcanzar un buen posicionamiento web es aprovechar una de las oportunidades que ofrece Google, como son los enlaces internos. El “interlinking” permite una optimización de recursos para lograr nuestro objetivo y su importancia es cada vez mayor. Su utilización debe responder a tres preguntas básicas, pero fundamentales:

  • Cuáles son las URLs más significativas.
  • Cuál es el volumen de búsquedas de cada una de las palabras clave que vayamos a utilizar.
  • Cuáles son los beneficios que me ofrece cada producto y cómo se adaptan a mis objetivos.

Una de las grandes consecuencias del enlazado interno es que permite mostrar la experiencia de usuario. Esto conlleva a un mejor posicionamiento y a lograr un mayor éxito: al atraer a un número mayor de usuarios se generan más visitas y esto repercute en una mayor rentabilidad de la página web para el usuario.

 

 

Otras estrategias y acciones SEO 

Como punto de partida, hemos establecido dos acciones muy importantes para la obtención de un buen posicionamiento SEO, como han sido la utilización de enlaces internos y la selección de palabras clave. Pero para alcanzar nuestro objetivo también tendremos que establecer una diferenciación respecto a otras páginas web, pero también en cuanto a diseño, funcionamiento y contenido. La diferenciación es un elemento clave para la creación de un contenido variado y original y de calidad respecto a otras webs. 

Las búsquedas en Internet no son casuales ni carecen de intención. En el momento en el que un usuario realiza esta acción lo hace con la finalidad de saber más sobre un tema determinado. Y aquí entra en juego la parte que consiste en ponerse en la piel de la persona que está al otro lado del ordenador, ya que el cliente potencial se dirige a tu web para informarse o en la “fase del funnel de ventas” –basado en cinco pasos: captación de Leads; filtro y clasificación; necesidad del cliente; oferta de producto o servicio y aceptación del pedido-; en la que el usuario ya tiene decidido comprar o adquirir un servicio o producto.

Por otra parte, se pueden aprovechar algunos recursos que ofrece Google como herramientas para un buen posicionamiento SEO:

  • Google Search Console: es una aplicación que permite tener la web a prueba de los robots de búsqueda, así como hacer una medición del rendimiento y tráfico de búsqueda.
  • Google Analytics: permite una compilación del tráfico de datos según la audiencia, adquisición, comportamiento y conversaciones de la página web.

Existen otras fórmulas para nuestro objetivo, mediante la optimización de tres recursos:

  • Imágenes: para obtener una velocidad de carga más rápida y utilizar nuestras palabras clave relacionadas con la “keyword” principal con la utilización de la etiqueta ALT.
  • Metatitles: redactarlos de forma descriptiva y diferente para cada tipo de página SEO. 
  • Metadescription: no se trata exactamente de un factor de posicionamiento, pero una buena metadescripción permitirá aumentar el CTR (Click-through-rate: el porcentaje de usuarios que hacen clic en un enlace o anuncio con enlace) y, por tanto, el posicionamiento de nuestra web.

Por último, podemos destacar dos elementos:

  • Jerarquía de encabezados: con el objetivo de alcanzar un buen posicionamiento SEO hay que tener solo una etiqueta H1 por página web.
  • Elaborar una estrategia de SEO OFF-Page: son acciones que realizamos fuera de nuestra web para mejorar el posicionamiento SEO, por lo que no se deben descuidar los enlaces que conducen a nuestra web.

Con una competencia creciente en número y en recursos estratégicos, el posicionamiento SEO es un factor muy importante que no está al alcance de todos los usuarios. Pero es una herramienta cuya utilización permite acaparar una mayor cuota de mercado en Internet, consiguiendo una mayor clientela, mejores resultados y posicionar nuestro producto, en este caso nuestra web, como referencia a seguir.