Las tipografías más ‘trendy’ para 2019

By 3 abril, 2019 abril 11th, 2019 Branding, marketing

Vivimos inmersos en una cultura tremendamente visual. Por ello es fundamental cuidar al máximo cada detalle de nuestra marca. Una buena imagen, un buen logotipo y una buena tipografía son fundamentales. Y en relación a este último elemento, la tipografía, vamos a hablar en este artículo haciendo un repaso a las tendencias tipográficas del 2019.

La tipografía está relacionada con la forma que tenemos de comunicarnos. Consciente e inconscientemente expresan sentimientos, transmiten información y tienen un gran impacto visual. Por ello debe ser un pieza fundamental en nuestros proyectos ya queramos desarrollar una marca, un servicio, o cualquier tipo de negocio de cara al público.

 

Vuelven las serifas

Antiguamente denostadas y acusadas de dificultar la legibilidad en la web hoy en día reaparecen y regresan a estar en el candelero. Esta característica familia tipográfica famosa por sus serifas o gracias, ya sabéis el remate que sobresale de las letras por ejemplo en Times New Roman, juega muy bien con el espacio y puede darle un punto extra de carácter y encanto a tu proyecto.

También es tendencia el uso de fuentes con gracias de alto contraste. Son muy visuales, destacan en buen grado sin perder la elegancia. Las distinguirás por la evidente desproporción entre sus elementos constitutivos: la parte nuclear de la letra suele tener un gran tamaño dejando a la serifa/gracia muy poco espacio, exagerando de esta forma las diferencias y creando un efecto dramático.

 

 

Fuentes en negrita extrafuertes y fuentes de contorno

Otra manera de dar dramatismo y destacar una tipografía es aplicarle negrita. Durante este año vamos a ver muchos elementos de este tipo pues es la mejor opción para destacar; con una letra que casi da la sensación de gritar al receptor del mensaje. Perfecto para posters y flyers y para webs que necesitan mucha personalidad.

Y por el contrario las fuentes de contorno valen tanto para inflar como para resaltar, hacen que una composición parezca aireada, que tenga un aspecto moderno e industrial y que transmita vanguardismo y madurez. Además combinan perfectamente con distintas formas y tamaños. Una tipografía todo-terreno.

 

 

La nostalgia

Ya sean fuentes vintage o sean fuentes tipo scrip-variables el hecho es que la caligrafía antigua está ganando mucho tirón. Es paradójico que cuanto más nos alejamos, más nos atrae el pasado. Esto lo podemos ver en la moda, en el diseño de interiores, en el cine y también en el diseño gráfico.

Utilizar un logotipo o una fuente vintage puede dar a nuestro proyecto un aspecto elegante y serio o todo lo contrario, puede ser un movimiento audaz, de contrastes. En cualquier caso siempre dará un valor nostálgico e implicado con la tradición. Si necesitas dar un toque clásico a un proyecto moderno o volver a las raíces esta es una buena elección.

 

 

 

La escritura a mano y tipografías customizadas

No nos alejamos de la imitación del pasado y es que la escritura a mano y las tipografías manuales están en boga. Dan un aspecto totalmente personal y elegante a nuestros proyectos pero además nos permiten jugar con las proporciones. En cualquier caso son además elementos únicos, perfectos si se quiere remarcar la exclusividad de un producto o servicio. Por eso son tan demandadas actualmente. Eso sí, son escasas y costosas pues un diseño a medida tiene su correspondiente precio en tiempo y dinero. La tipografía hecha a mano es encantadora, única y especial y por eso muchas marcas están desarrollando sus tipografías propias en 2019, únicas y personalizadas.

Así mismo son tendencia aquellas letras que imitan la escritura a mano como las fuentes de tipo script. Copian la fluidez de la escritura manuscrita pero aportan un punto más de limpieza y seriedad. Aunque también puede ser un tipo de letra muy variable y adaptable a todo tipo de escenarios y necesidades.

 

 

Fuentes sucias y fuentes extravagantes

En ocasiones nos vemos atraídos por la imperfección, por ello también son tendencia tipografías con aspecto descuidado, sucio y con formas extrañas. En ocasiones nos puede funcionar alejarnos de lo bonito y aceptar el desorden o bien adoptar una actitud punk con una letra más underground.

En otras circunstancias una letra desordenada, torpe, infantil o juguetona también es una opción óptima. Con este tipo de fuente podemos aportar un elemento sorpresivo, distinto, que rompa la norma y la monotonía del día a día. Perfectas para arrancar una sonrisa y poder empatizar con nuestro público.

 

Otras tendencias

Por último no queríamos dejar sin mención otras tendencias tipográficas que están pegando fuerte este año. Hablamos de fuentes minimalistas sin serifa, de tipografía animada, del uso de tipografías de menor tamaño, del uso de fuentes variables, de la combinación de tipografías distintas, del uso de bloques de texto apilados, de la combinación de tipos largos y pequeños, del uso de tipografías remarcadas o resaltadas, de tipografía con recortes y superposiciones o del uso de degradado entre muchas otras.

 

Como podéis observar en el mundo de la tipografía y del diseño gráfico contamos con un montón de posibilidades que son tendencia y que pueden ayudar a tu marca a destacar y a ganar personalidad entre sus competidoras. ¿Qué tipografía se impondrá sobre el resto este año 2019?