LOS SERVICIOS DE SUSCRIPCIÓN ¿UNA OPORTUNIDAD PARA EL MARKETING Y EL COMERCIO DIGITAL?

By 8 febrero, 2019 abril 11th, 2019 Gaming, marketing, Music

Es un hecho visible que los servicios de suscripción se han instaurado en nuestra cultura. Actualmente son parte casi indisoluble de nuestro día a día.  Escuchamos música, disfrutamos de series y películas y jugamos a videojuegos por streaming. Los hay quienes incluso reciben la comida cada semana a través de una suscripción. A lo largo de esta última década éstos servicios se han consolidado creando lo que algunos expertos denominan “la economía de suscripción”.

Por supuesto que anteriormente existían suscripciones, por ejemplo las famosas tarifas planas de la telefonía y la televisión, pero estos últimos años además de cambiar su nomenclatura a una más vistosa, las “suscripciones”, han proliferado estableciendo unas cuotas de unos 5 a 20€; pequeñas cantidades asumibles para casi todos los públicos. Probablemente sea la flexibilidad y cuantía económica parte de su éxito, o  quizás sea fruto de la normalización del consumo digital y de la sociedad del streaming. En cualquier caso juega a su favor el fácil acceso y la mejora de la tecnología que lo hace posible (menor consumo, mayor ancho de banda disponible y mayor rapidez. Y por supuesto la actualización de las empresas que ven en esta forma de consumo un filón de negocio.

 

Los servicios son variadísimos. En lo relativo a música tenemos Spotify y iTunes. En películas y series por streaming, Netflix, HBO y Amazon Prime, entre otros muchos. En videojuegos están los servicios de Xbox Live, Playstation Network y sus respectivos netflix de los videojuegos: Microsoft Game Pass y Playstation Now. En libros Amazon y su servicio de suscripción Kindle Unlimited; en el almacenaje de datos, iCloud y Dropbox; y Amazón con su servicio Prime para su inabarcable tienda online. Incluso hay varias empresas que mandan productos de merchandising una vez al mes (lootboxes, candyboxes, etc.). También se ha sumado el sector de la alimentación a través de cestas y cajas de verdura ecológica o pienso para mascotas. El universo de la suscripción ha crecido exponencialmente y no tiene visos de parar.

Esto nos lleva a preguntarnos algo fundamental ¿Son los servicios de suscripción una oportunidad para el marketing y el comercio digital? Podemos imaginar fácilmente un montón de opciones y de lineas de negocio derivadas de estos modelos. Está claro que los potenciales clientes ahora si que están familiarizados con este tipo de producto. ¿Pueden plantearse las distintas empresas ofrecer este tipo de servicio a sus clientes? ¿Debe poner el foco el Marketing en esta ya no tan novedosa manera de consumo? ¿Ofrecen estos modelos un nuevo campo de oportunidades para la publicidad?

En cualquier caso supone un cambio de mentalidad para las empresas. De pensar en el producto a pensar en qué quiere el consumidor o qué hará con el producto. Además estos servicios tienen un feedback controlado y auditable de los gustos y habitos de consumo de sus clientes. Esta transformación del paradigma de la idea de acceso y no de propiedad, de biblioteca de contenido, va a jugar un papel muy importante en lo que al comercio online se refiere, e incluso en lo no digital. Las bicicletas, motocicletas y patinetes eléctricos de “alquiler” inundan nuestras ciudades ¿Será el coche el siguiente paso lógico en el ascenso de esta economía de suscripciones?