Vengadores y el Marketing Digital

By 3 mayo, 2019 Branding, marketing

Mucho ha llovido desde que en 2008 comenzara la aventura cinematográfica en solitario de Marvel Studios. A lo largo de estos once años (y los que vendrán) el gigante norteamericano (ahora propiedad de The Walt Disney Company) nos ha proporcionado largas horas de diversión, algún bostezo (ejem, Thor, ejem, Mundo Oscuro, ejem) pero sobretodo grandes campañas de Marketing.

Marvel Studios ha invertido grandes cantidades de dinero y esfuerzo en sus campañas de marketing para sus películas de superhéroes y especialmente para Vengadores (Avengers). No es común que un estudio planee con tanta antelación y tenga tanto tino a la hora de planificar una serie de películas que deben entrelazarse y acaben a su vez convergiendo en esta fiesta de los superhéroes que ha sido el tándem Vengadores: Infinity War-Endgame. Por ello, una correcta planificación estratégica es la base de una buena acción de marketing, algo que saben bien en Marvel y, desgraciadamente, no tanto otras compañías rivales que demuestran año tras año una nula capacidad de pensamiento largoplacista. Pero el éxito de Vengadores no solo se debe a la planificación. Acompañando a la producción invirtieron muchos esfuerzos en atraer a todo tipo de espectadores manteniendo altas las expectativas de los fans. ¿Cómo ha sucedido esto? Desde la Era de Ultron, Disney ha manejado milimétricamente el uso de teasers, trailers y acciones promocionales varias. Desde apariciones de sus actores en revistas y shows de televisión hasta el lanzamiento del trailer de Infinity War cuando más daño podía hacer a su competencia directa. En la memoria guardamos con cariño las campañas de Civil War, la ya mencionada de La Era de Ultrón o la lisérgica promoción de Guardianes de la Galaxia. Y es que algo tan aparentemente simple con las escenas post-créditos se han convertido en marca de la casa y han conseguido cambiar los hábitos de los espectadores que ahora se quedan hasta el último segundo de la proyección; amén de fomentar que millones de personas especulen sobre lo que vendrá en las siguientes películas, creando una gran expectativa y una comunidad de “teorizadores” que genera a su vez un montón de tráfico en blogs y redes sociales al mismo tiempo que el boca a boca y la omnipresencia en los medios atrajo a más gente a los cines. Y a coste 0.

 

 

Pero volvamos a 2019, al último hit superheróico, y es que toda la campaña de marketing de Vengadores: Endgame se ha revelado como un éxito desde el principio. Literalmente desde el comienzo porque la gestión de los tiempos y las expectativas de los espectadores ha sido magistral desde el final de los créditos de Infinity War. Las escenas post-creditos de la anterior película de Vengadores fueron un gancho perfecto para animar a los espectadores a volver a las salas de cine. Desde ese momento Disney ha controlado las distintas acciones publicitarias que han aparecido en momentos clave dando el impulso necesario al producto sin dejar enfriar las ascuas del hype por Endgame.

Pasado el estreno y el periodo de lanzamiento de DVD-BluRay fueron apareciendo informaciones sobre la nueva película. Primero teasers, luego trailers, el nombre, más tarde el cartel, el cast… Toda la información ha sido administrada con cuentagotas, incluso las escenas post-creditos de Ant-Man y la Avispa y de Capitana Marvel.

En la recta final de la campaña todo ello ha sido complementado con las ya clásicas apariciones en prensa escrita y en televisión (Jimmy Kimmel) y con el lanzamiento del hashtag #avengethefallen que, además de dar el punto épico a la campaña de publicidad ha conseguido volverse viral gracias a los memes que creó la comunidad. Y por supuesto asistido y potenciado por una magnífica gestión de redes sociales, limpia, elegante y con mucho carácter, especialmente en Instagram y Youtube.

 

 

Y… finalmente la película, un colofón perfecto para una larga etapa que ha cambiado el cine y la cultura pop. Vengadores ha conseguido vender el universo de los superhéroes a todo tipo de públicos y personas que, de otro modo, jamás hubieran tocado un cómic de Marvel. Y es que la fantasía de un grupo de superhéroes que dejan atrás sus egos y sus diferencias para unirse en pos de un bien común, además de ser una preciosa metáfora, ha sido todo un éxito. Un producto muy solido que gracias a una gestión de marketing que será recordada en futuras décadas ha conseguido cifras millonarias de espectadores, reconocimientos de la crítica y la academia y, por supuesto, una recaudación récord. ¿Seguirá Marvel aumentando el éxito de los superhéroes tras este cierre de ciclo? ¿Explotará la burbuja o se creará otra con una más que posible futura generación de Vengadores?